6 feb. 2017

La bestia (Beastly)

DATOS DEL LIBRO
Título: La bestia
Título original: Beastly
Autor: Alex Flinn
Editorial: Versátil
ISBN: 978-84-937042-9-2
Año de publicación: 2007
Género: Fantasía – Romántica
Número de páginas: 269
Sinopsis: Una bestia. No soy exactamente un lobo, ni un oso, ni un gorila, ni un perro, sino una criatura nueva y horrible que camina erguida. Una criatura con colmillos y garras y con pelo en todos los poros de mi cuerpo. Soy un monstruo.
¿Crees que esto es un cuento de hadas? Para nada. Sucede en Nueva York y sucede ahora. No es una deformidad, ni tampoco una enfermedad. Y me quedaré así -condenado- a menos que pueda deshacer el hechizo.
Sí, el hechizo que me lanzó la bruja con la que iba a clase de inglés. ¿Por qué me convirtió en una bestia que se oculta durante el día y sale a merodear por las noches? Te lo contaré. Te contaré cómo solía ser Kyle Kingsbury, el chico que te gustaría ser, con dinero, el físico perfecto y la vida perfecta. Y después te contaré cómo me convertí en la perfecta… Bestia.
Imagen de la portada: 9788493704292


PUNTUACIÓN:
puntos  puntos  puntos  puntos  puntos

RESEÑA
Llegados a este punto es de suponer que os hayáis hecho una idea de que esta novela es una reinterpretación del conocido cuento de hadas La bella y la bestia. ¿Qué es, pues, lo que la hace diferente y especial? Que es una novela juvenil, que ocurre en la actualidad —la edición es de 2007— y que trata un tema tan importante como es la discriminación por el físico en una época, supuestamente, avanzada. Tras investigar y sumergirme en páginas de opinión como Goodreads, me he podido percatar de que es una historia que o bien es odiada, o bien es amada, pero no parece existir un término medio en cuanto a opiniones se refiere.
No voy a repetir la sinopsis, pero aclararé que hay que tener en cuenta varias cosas para poder entender tanto el libro como al personaje principal, Kyle Kingsbury, ya que se trata de un adolescente extremadamente atractivo, con problemas parentales y un alto poder adquisitivo. ¿Qué quiere decir esto? Que tendrá pensamientos tan absurdos como «Si a los ciegos se les desarrollan otros sentidos para compensar su falta, ¿quiere eso decir que yo me volveré más listo para compensar mi fealdad?». Ahora bien, lo que no podemos hacer es tachar al pobre muchacho de ignorante cuando su infancia se ha basado en «si eres guapo, consigues lo que quieres sin esfuerzo alguno, y si no lo eres, date por muerto».
Otras muchas críticas se han cebado con Lindy, el personaje femenino equivalente a Bella —o Belle— tachándola de «niña tonta» o demasiado emocionada con cosas a las que no debería darle tal grado de importancia, por lo que está claro que tampoco se han dado cuenta ni de la edad ni de la situación familiar de la chica. Esta, al igual que la de Kyle, no es fácil en absoluto, sobre todo con su figura paterna. Tendréis que leerlo para averiguar de qué trata dicho problema.
Los personajes secundarios, Will, Magda y Kendra, han sido también uno de los platos fuertes, ya que dotan a la novela de frescura y te hacen reflexionar, en más de una ocasión, sobre ciertos aspectos de la vida que Kyle llega a plantearse cuando trata con ellos. Son, sin duda, los que hacen crecer tanto al chico como a la historia en sí. La ubicación también fue un punto clave, ya que una bestia en pleno corazón de Nueva York es bastante complicada de ocultar, por lo que todos los detalles de cómo y dónde se encontraba la mansión que utilizan hace que te sumerjas por completo en la vida de Kyle.
Pero lo más importante de este libro no es cómo está escrito —aunque esté cuidado al cien por cien y no haya podido sacar fallo prácticamente— ni si describe bien o no los lugares, sino el hecho de que no fui capaz de despegarme de él hasta terminarlo. Comencé a leerlo un medio día y cerré la tapa trasera cuando comenzaba a anochecer, lo que ha hecho de este libro uno de mis records en lectura con sus 269 páginas. Además, no me he saltado ni una línea cuando yo peco precisamente por saltarme párrafos si la historia se pone pesada o me canso de ella.
Puedo decir, sin lugar a dudas, que La Bestia ocupa un puesto muy importante en la lista de Top 10 literarios. ¿Nunca te has preguntado qué es lo que sentía la bestia? Porque yo sí, incontables ocasiones, y gracias a este libro he podido acercarme un poco más a comprender el porqué de la actitud que tenía el rico, guapo y ostentoso príncipe del castillo. Mis felicitaciones a Alex Flinn.

Lo mejor de la novela: La fidelidad hacia el carácter del personaje principal. Por regla general, se tiende a hacer que un personaje cambie de golpe, casi sin demasiada meditación ni preámbulos y eso no existe en esta novela. Puedes seguir a Kyle desde la página uno y ver su evolución conforme ocurren ciertos acontecimientos en su vida. Es bastante agradable poder leer un libro en el que el protagonista no cambia de parecer por la charla que alguien le dé, sino que lleva un proceso lógico (dentro de lo que es una novela fantástica, obviamente).
Lo peor de la novela: Llevo un rato dándole vueltas, pero es que no consigo sacarle nada malo a la novela. Para mí ha sido perfecta, tenía todo cómo, dónde, cuánto y cuándo debía llevarlo.

2 comentarios:

  1. Hola, vengo del blogg lectura infinita. Me gusto la reseña, amo la historia de la bella y la bestia (es mi favorito) ya habia visto esta adaptacion pero me daba miedo leerla, creo que despues de leer tu reseña voy a darle una oportunidad!.
    Te queria avisar que te hemos nominado a un booktag (http://creemecuandodigo.blogspot.com.ar/2017/02/booktag-harry-potter.html) y nos gustaria que pases y puedas hacerlo, besotes y nos leemos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, guapa.
      Pues si te gusta, no dudes en leerlo; sé que también lo disfrutarás :D
      ¡Oh! ¡De Harry Potter! ¡Me encanta! Tened por seguro que durante la semana que viene lo publicaré, muchas gracias ❤

      Eliminar

Sé libre de comentar lo que te apetezca. Solo hay una regla: respeto mutuo ;)