La menina del Louvre

18:04

DATOS DEL LIBRO
Título: La menina del Louvre
Autor: Mavi Tomé
Editorial: Seleer
ISBN: 9788494597244
Año de publicación: 2016
Género: Histórica – Romántica
Número de páginas: 666
Sinopsis:
París, año 1624. Suenan tambores de guerra entre Inglaterra y las Españas. La Reina Ana de Austria, hermana del monarca español, ve cómo su posición en la Corte de Francia peligra por sus desavenencias con Luis XIII, uniendo a su incapacidad por dar un heredero a la Corona, su ascendencia española. Un Tratado de Paz entre Francia y España, podría ayudar a reafirmar su posición; pero la Reina no puede confiar en cualquiera: sólo en Aurora, su fiel menina y una de las supervivientes de su séquito español. Aurora es joven, inteligente, pasa las horas estudiando en la Biblioteca, hasta que la irrupción de Artal en su vida, parece acabar con su tranquilidad. Artal es un seductor incorregible, famoso por ser el mejor amante de París, algo que frenará a Aurora.
Un visitante llega a Francia. Porta documentos importantes. Alguien lo quiere muerto. La Reina Ana confía su guarda y custodia al misterioso Philippe, su ángel en la sombra, y a sus fieles mosqueteros. Las muertes se suceden… Alguien quiere acabar con el visitante, pero, ¿quién?
Intrigas palaciegas, luchas de espada y algo de romance en la Corte de Luis XIII.
Imagen de la portada: 692_imagen



PUNTUACIÓN:
puntos  puntos  puntos  puntos  puntos

RESEÑA
Siempre he sido sincera con todos vosotros y ahora no pienso serlo menos. Este libro no entraba en mis planes de lectura. Conocí a su autora, Mavi Tomé, por una de esas graciosas casualidades de la vida. Yo tenía que hacer un debate junto a otro autor con novela diferente a la mía (No existe el perdón, que entra en el género negro o grip lit) y los encargados de la librería QProQuo de Málaga me pusieron en contacto con ella. En uno de nuestros encuentros, y para poder tratar mejor el tema, decidimos hacer un intercambio con nuestras novelas, quedándose ella con un ejemplar de la mía y yo con uno de la suya, La menina del Louvre.  Como buena tardona que soy, debía tenerlo terminado para antes del día once, pero me dio miedo hincarles el diente a esas más de seiscientas páginas.
Cuán equivocada estaba al pensar que me costaría leer esa novela. Comencé con ello el doce de enero alrededor de las diez de la mañana y concluí su lectura el día trece a las cuatro de la tarde. Creo que ha sido mi record.
Me siento orgullosa de poder decir que es una de las mejores novelas históricas que he tenido la suerte de poseer hasta la fecha. Bien cierto es que no soy muy dada a este tipo de libros porque suelen aburrirme en demasía, razón de más para pensar que con La menina ocurriría lo mismo; craso error.
Mavi se expresa de una forma tan agradable que no cuesta en absoluto meterse de lleno en la trama, logrando, incluso, que puedas ver el Louvre y a los personajes como si de un espectador en una obra de teatro se tratase. Las descripciones son precisas, pero sin ser excesivas en absoluto, mostrándote detalles que no he visto en otros autores y que ayudan mucho a poder contemplar las escenas con mayor claridad.
Los personajes tienen unas características muy definidas, perfectamente acordes tanto con la época (siglo XVII) como con las diferentes cuestiones que ocasionan los reveses dentro de la novela. Esto, junto con el buen hilo de la trama, hace del texto un conjunto tan armonioso que te costará dejar sus páginas para dedicarte a cualquier otra cosa —y no exagero, a mí esa noche por poco se me olvida cenar—.
Este quizás es uno de sus puntos fuertes: dentro del nudo principal pasan miles de acontecimientos que ponen a prueba a todos y cada uno de los personajes. La autora sabe salir de ellos con soltura, sin ser siempre de forma positiva (como ocurre en muchos casos, donde las personas que ambientan el lugar son súper poderosos), además de, al mismo tiempo, colocar todos ellos juntos y no dejar ningún cabo suelto.
Siendo la primera parte de una bilogía, es normal que no se resuelvan todos los casos que se exponen, aunque he de decir que, en mi opinión, no sería necesaria una continuación. Bien cierto es que muchos asuntos históricos quedan sin resolver y algunos personajes no terminan de culminar sus historias, pero no es algo que vea necesario rematar. Sin embargo, no dudaré en adquirir la segunda parte en cuanto esté terminada, pues la primera no me ha decepcionado en absoluto.
Teniendo en cuenta el chasco que me llevé con La reina rojaLa menina del Louvre ha sido un enorme soplo de aire fresco que me recuerda que la literatura española es muy rica, no estando aún perdida la batalla contra nuestros vecinos anglosajones. No tenemos nada que envidiarles; este libro es una gran prueba de ello.

Lo mejor de la novela: Las intrigas que no paran de sucederse aquí y allá, así como el lenguaje utilizado por la autora para expresarse.
Lo peor de la novela: Puede que la densidad en algunos capítulos, ya que se trata de un libro de casi setecientas páginas.

Puede que también te interese

0 comentarios

Sé libre de comentar lo que te apetezca. Solo hay una regla: respeto mutuo ;)