Canciones Disney que recuerdan a libros

Por petición popular, aquí viene otra oleada de comparaciones. Hoy le ha tocado a canciones de películas animadas. ¿Te animas a ver qué te recomiendo?



Antes de nada voy a aclararos que todas estarán en su versión en castellano, es decir, de España. ¿Por qué? Pues básicamente porque soy española y así es como las he conocido. Hay algunas que a mí, personalmente, me gustan más en su versión original, pero cuando era pequeña no las veía en inglés, así que... ¡Allá vamos!

La primera es de la última princesa (o debería decir jefa) que nos trae esta hermosa productora: Moana. Ya sabéis que en España le tuvieron que poner Vaiana como nombre dado que Moana es marca registrada (por productos de limpieza e higiene... lo sé... no los conocen ni en su casa, pero ahí está patentada). Se trata de la que se considera la canción principal de la cinta y trata, a grandes rasgos, la inconformidad de la hija del jefe con su vida actual. Ella, en el fondo de su corazón, sabe que hay algo más, que puede hacer más y que pertenece a otro lugar. Sabe que algo no va bien y necesita respuestas.



Por esta misma razón la emparejo con La verdad de Rosie, de Katie Dale, una novela que trata precisamente sobre una chica cuyos orígenes no están claros y no descansará hasta encontrar la verdad sobre su pasado. Fue un libro que me gustó bastante en su día, a pesar de no entender del todo ni compartir su final porque esperaba algo muuucho más de lo que realmente fue, pero no quita que sea un muy buen libro que recomiendo a cualquier que necesite una dosis de realismo en su día a día.




La segunda canción la tenía que poner o reventaba, porque creo que está muy infravalorada, tanto la canción como la película en general. Por favor, ¿hay una pareja más bonita que Kobu y Kiara de El rey león 2: el tesoro de Simba? ¡¿Puede!? Son tan monos que... ay... Bueno, que me desvío.
Esta canción nos cuenta cómo el rey destierra a un león por creer que conspiraba contra él. Irónicamente, es cierto que conspiraba y entró en la manada para matarlo, pero fue antes de enamorarse de su hija. Un amor imposible, por lo que se ve, ya que pertenecen a clanes completamente diferentes. ¿No os suena?


Efectivamente, he sacado este libro mil veces, pero es que... ¿puede parecerse más esta historia a Romeo y Julieta de William Shakespeare? Que, por cierto, yo soy de las que opinan que este autor es en realidad una tapadera del verdadero (sí, me he visto Anonymous, y sí, he investigado, y sí, tienen razón), pero eso es otro tema diferente. Romeo es enemigo natural de los Capuleto, entra en una fiesta para arruinarla, pero se enamora de la bella Julieta, hija del jefe Capuleto. Este amor los lleva a ambos a la muerte y a la familia en desgracia, pero os adelanto que la película, gracias a Dios, no termina tan mal.




Para el tercer puesto tenía una que sé que os gusta a muchos y no me extraña. Esta canción habla sobre cómo se debe educar a alguien para que sea el puñetero amo, así de simple. Te llama patético, te humilla, te hunde, pero todo lo hace para que seas el mejor en tu trabajo. Mulán fue una de las películas que más me veía de pequeña porque siempre me han atraído otras culturas, pero las asiáticas son mi punto débil. Me acompañó en tantos momentos que ni recuerdo, sobre todo esta canción, la cual ni mi hermana ni yo sabíamos bien qué decía (antes no era como ahora que pones en Google "letra de..." y te salen, no: antes había que imaginarse lo que no entendías) y pensamos, hasta ser ya bastante mayores, que cuando dice "Con valor" en realidad decía "Oh ah oh". Sí, señores. Nosotras somos así.


¿A qué os ha recordado? A mí a un chico, un chico que lo tuvo difícil y que mucho se lo pusieron peor, sobretodo un profesor cuyo odio sentía hasta cuando lo miraba. La relación entre Harry y Snape nunca ha sido del todo buena, pero bien sabemos todos que lo hizo por una clara razón. Porque... "After all this time?" "... Always". Ay... Lloro... Os dejo con la saga en general porque cada pequeño momento cuenta en esta historia creada por J. K. Rowling.




Sigamos con los personajes fuertes y musculosos. En este caso, venimos con algo de mi carrera, un hombre tan increíble que ha conseguido perdurar en la memoria de todos desde más allá del siglo IV a. C. No hablo de nada más y nada menos que Hércules. A pesar de que la versión de Disney es bastante flojita en cuanto a contenido y similitud con el gran mito, cierto es que nos trajo muchos momentos entrañables de pequeños y no tan pequeños. En esta canción concretamente, las musas hablan de cómo ha pasado de ser un completo desconocido a la persona que más adora toda Grecia.


Cuando la estaba escuchando e intentando relacionarla con algún libro, me he dado cuenta de que podríamos sacar tantos que no nos cabrían en la palma de la mano. Hay tantos libros que muestran a completos desconocidos que se convierten en personas importantes que resultaría imposible contarlos, pero el primero que me ha venido a mí a la cabeza es, claramente, uno de los que más similitud tiene tanto con la canción como con el mismo Hércules: Jack de Memorias de Idhún, libro de Laura Gallego. Este chico era totalmente normal hasta que se entrometen en su vida personas que quieren acabar con él porque se trata de una de las personalidades más importantes dentro del mundo de Idhún sin siquiera saberlo. Además, debe pasar mil y una pruebas, tanto en el terreno físico como emocional. Creo que no hay más que añadir, señoría.




Y para terminar, continuamos para Bingo. Era mi obligación traeros una canción de esta película ya que fue mi favorita de niña y es una de mis princesas preferidas del mundo Disney, aunque técnicamente no sea una princesa. Pocahontas nos enseña unos valores que pocas tienen el valor de mostrar hoy día por la razón que sea. La canción que tenéis abajo habla sobre los bárbaros, sobre cómo, dependiendo del punto de vista con el que mires, las malas personas y los enemigos son de una u otra forma. Aquí todos se odian y todos tienen algo malo para el bando contrario a pesar de que sus similitudes son superiores.


El libro elegido es más bien un conjunto, ya que los nueve que componen la Historia de Heródoto nos cuentan una sucesión de batallas en torno a griegos y persas. Sí, al final del libro VII podéis encontrar la narración de la batalla de las Termópilas, la famosa batalla de Leónidas y sus "300" espartanos (que, obviamente, no fueron 300). También están, repartidas en los demás, las batallas de Platea, Maratón, Salamina y Micala, famosas por su gran estrategia en general. Si os gusta la historia y os gustan las guerras, os encantarán estos libros.




Y hasta aquí la entrada de hoy. Decidme en los comentarios si os ha gustado, si conocéis los libros, las películas y qué canción uniríais vosotros con qué libro concreto.

¡Un beso enorme, mis lechucillas lectoras!

4 comentarios:

  1. Ay, qué recuerdos jajaja mi hermano dice que El rey león es Hamlet, y lo había oído más veces que Romeo y Julieta, pero no me convencen mucho... Pero Mulán, me meo jajajaja soy de las que opinan que termina la saga y Harry sigue sin ser un héroe, pero la relación con Snape si es verdad que le pega muchísimo a la canción y yo soy más de Kirtash, lo siento, es así, pero reconozco que la canción le pega mucho más a Jack porque kirtash empezó el libro ya en el nivel asesino jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que El rey león es Hamlet, no porque lo diga tu hermano, sino porque Disney lo confirmó jajajaja Se inspiraron por completo en esa historia. Fíjate lo que es la vida...
      Yo voy por el tercero de Harry Potter y, sinceramente, me gusta más el personaje de Neville y el de Hermione que el suyo precisamente por eso, no hace nada extraordinario.
      Y... Kirtash... en serio... Yo le tengo una manía que no puedo con él. De ser yo, lo habría matado en el segundo libro. Qué mal me cae xD
      Muchas gracias por comentar, guapísima.

      Eliminar
  2. ¡Ayyyy, me encanta!
    Me encantó Vaiana, que por cierto, no sabía el por qué le habían puesto otro nombre aquí en España y Moana no me suena de nada. Un éxito esa marca, jaja.

    A mi normalmente las cosas no me recuerdan a libros, pero este tipo de entradas me gustan mucho. ^^

    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí hija, sí, una marca así tipo... las de los años sesenta jajajaja
      Me alegro mucho de que te gusten estas entradas. Para mí es un placer hacerlas :D
      ¡Gracias por comentar, compañera!

      Eliminar

Sé libre de comentar lo que te apetezca. Solo hay una regla: respeto mutuo ;)

Adbox