El palacio malvado (Los Royal #3)

DATOS DEL LIBRO

Título: El palacio malvado

Título original: Twisted palace

Autor: Erin Watt (Jen Frederick y Elle Kennedy)

Traductor: Tamara Artega y Yuliss M. Priego

Editorial: Oz Editorial

ISBN: 9788416224500

Año de publicación: 2017

Género: Juvenil / Romántica / New Adult

Número de páginas: 336

Sinopsis: La joven Ella Harper ha sido la última en llegar al palacio de la familia Royal y, aunque los cinco hijos de Callum Royal intentaron hacerle la vida imposible, finalmente se ha hecho un hueco y ahora es la pareja de uno de ellos, Reed.
Todo cambia cuando Brooke, la prometida de Callum, muere asesinada y todos los indicios apuntan a Reed. Además, las preocupaciones de Ella no acaban ahí: su padre, supuestamente fallecido, está vivo, y la quiere fuera de la mansión de los Royal.

Ella tendrá que descubrir al verdadero asesino si quiere salvar a Reed de la pena de muerte.



Imagen de la portada: 

PUNTUACIÓN


RESEÑA 
Ya hemos llegado al final... Al menos, el final de los que hay traducidos. Porque a los Royal aún les quedan, por lo menos, un par de libros de rodaje más. Pero, por el momento, centrémonos en esta tercera parte y en por qué le he puesto la máxima puntuación, como hice con su primera. ¿Qué diferencia hay entre este y el segundo?
Como estaba comentando a varios amigos, al terminar de leer los libros suelo entrar a Goodreads para poner mi puntuación y echar un vistazo a las críticas. Cuál fue mi sorpresa al percatarme de que había tantísimas negativas, tantas que no he podido evitar pensar... ¿Vuelvo a ser la voz de la discordia? Pues sí, al parecer, sí.
Este tercer libro me ha hecho experimentar sentimientos encontrados. Personajes que antes me gustaban, en este me han gustado menos, y personajes que odiaba han ido transformándose poco a poco. Cuando esto ocurre en una novela es porque algo bueno deben estar haciendo las autoras: si los personajes cambian, es que hay evolución y un carácter lo suficientemente sólido como para que comprendas por qué son como son sin necesidad de cambiar sus acciones. Me ha pasado con Callum, con Easton, con Jordan o con Dinah. Personajes que creía conocer, me han revelado su verdadero ser interior. Eso merece un reconocimiento, a mi parecer.
En cuanto a los principales, Ella se ha mostrado mucho más suelta, menos tensa que en las dos anteriores, pero con el añadido de todo lo que acontece alrededor de la persona de Steve. Reed, por otro lado, me ha demostrado que tiene un lado bueno que me ha llegado a gustar. Es el único personaje que ha conseguido que se me salte una lagrimilla (y para que me pase a mí eso, ya ha tenido que calarme hondo), así que tiene un par de puntos más que en los dos anteriores. Vas subiendo en mi escala de estima, Royal.
Creo recordar que en las reseñas anteriores expresé mi deseo de que ocurriese algo entre Val y Easton. No pienso decir nada, pero los que lo habéis leído comprenderéis cómo me siento al saber lo que ocurre. Quitando ese detalle, sí que me hubiese gustado que este personaje tuviera mayor protagonismo. Siento que a Val la han dejado un poco de lado para centrar su atención en el tema principal de la novela: Brooke. Por una parte está genial, pero por otra la he echado de menos.
Prosigamos con la trama. Es cierto que el principio resulta mucho más tranquilo y sosegado que en los anteriores, a pesar de los bombazos que se sueltan al final del segundo libro. Encajan más o menos bien lo que va ocurriendo a pesar de las dificultades y llegan a verse muchos matices de novela negra a lo largo de esta nueva trama. Puede que sea la razón de que me haya gustado más: hay menos romance, menos empalago, pero más acción. Puede que no acción directa, pero sí en cuestión de investigación.
Los narradores siguen alternando, como en su predecesor, entre Reed y Ella. Los capítulos de ella seguían su línea, los de Reed me han gustado bastante más. A pesar de que sigue siendo algo rudo en algunas escenas, creo que ha logrado madurar bastante a lo largo de los tres libros. El lenguaje sigue siendo claro, sencillo y con argot juvenil, lo que hace que su lectura sea sencilla y rápida.
En comparación, la segunda parte fue muchísimo más tranquila y no ocurrieron cosas realmente interesantes, todo lo contrario que en esta. Poco a poco se van cerrando frentes, aunque tenéis que esperar hasta prácticamente las últimas cincuenta páginas para enteraros de lo que realmente ha ocurrido. Con respecto al final, tengo algo que comentar: no lo esperaba para nada y me ha encantado. Olía que algo alrededor de los personajes implicados en el asunto no estaba bien, de esto que tienes la mosca tras la oreja, pero no se me pasó por la cabeza que fuese como lo pintan. He de reconocer que han hecho un trabajo de elaboración realmente bueno para conectar todos los libros y que quede cerrado el círculo en cuanto a la historia de Ella. Creo que no podía haber tenido un final mejor, sinceramente. Más impactante, es posible; pero mejor... no lo creo.
Si os preguntáis si le he puesto las cinco lechuzas por el final, estáis acertando. Puede que se me haya hecho un pelín lento en ciertas secciones, pero en conjunto y con ese final de traca, además de porque me haya hecho llorar y me haya tenido estresada casi toda la novela, se las merecía.

¿Qué opináis vosotros? ¿Lo habéis leído? ¿Os ha gustado?

Como valoración general de la trilogía, creo que ha sido una de las mejores que he leído en mucho tiempo. Sí, ha superado a El mago de papel, que se había posicionado en un lugar elevado del Top 5 de lecturas de este año. Estos me han enganchado y enamorado mucho más. Ha merecido completamente la pena leerlos y no me arrepiento en absoluto de ello. Es más, los tengo en digital y me encantaría poder adquirirlos en físico; no digo más.

Lo mejor de la novela: Los giros en la trama y la evolución de los personajes.

Lo peor de la novela: Ciertas zonas donde se volvía un poco lenta y, definitivamente, Steve. Creo que es lo que más he odiado, pero a la vez amado por el enorme trabajo de las autoras por crear algo así.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sé libre de comentar lo que te apetezca. Solo hay una regla: respeto mutuo ;)

Adbox