Dioses y Libros: Osiris

Seguro que es de los dioses que más te suenan. Entra y averigua más sobre su vida.

Fuente: Desconocida
Nombre egipcio: Asar/Usir
Nombre griego: Osiris
Representación: Humano momificado con la corona blanca y 2 plumas


Osiris y su historia [Fuente: egiptologia.org]: Padre de Horus y marido de Isis, se le considera antepasado directo de la realeza. Osiris fue uno de los dioses más populares e importantes de todo el panteón egipcio. El término Osiris es una corrupción griega del nombre egipcio Asar (Usar, Usir). En el Reino Nuevo, en los textos funerarios, se funde con Ra; así, Osiris es el sol difunto y, en Heracleópolis Magna, se le denomina Osiris Naref. Otro nombre por el que se le conoce es Unnefer (“el que pone de manifiesto el bien”). “Príncipe de los dioses de la Duat” como dios de la muerte y del Más Allá, aunque, en un principio era un dios agrario que fue adoptando rasgos de otros dioses; genio de los cereales, espíritu de la vegetación y ante todo dios de la resurrección; los Textos de los Sarcófagos del Reino Medio lo identifican con el grano y con el trigo, símbolo de la semilla que muere para renacer más tarde en forma de espiga. 
Encarnaba la renovación, el renacimiento de la tierra después de la inundación; Osiris moría en la estación más seca y renacía tras la retirada de las aguas de la crecida, mientras que Seth reinaba entretanto como dios caótico del desierto. Osiris representa todo lo que renace, pero sobre todo el Nilo, símbolo de regeneración y fertilidad, dios de la inundación que conlleva la victoria de la tierra negra, el limo fértil con el que se le relacionaba, sobre las zonas de influencia de Seth, el desierto, las tierras áridas. Como se afirma en el Papiro Chester Beatty: “Osiris es aquel que hace crecer el trigo y la cebada”. En un himno del Reino Nuevo se describe al dios sosteniendo el universo terrestre, y la crecida del Nilo no es más que la transpiración de sus miembros; los cultivos y los monumentos levantados por el hombre gravitan en su espalda sin que se queje de una carga tan grande, pero a veces se mueve y la tierra tiembla. Por otra parte es un dios-rey; la iconografía clásica le confiere los atributos de la realeza: la corona atef, el heqa, atef, el heqa, o cetro uas, y el nejej, o flagelo, símbolos de poder supremo. Sin embargo su soberanía tiene como verdadero dominio el reino de los muertos y recibía el título de “Toro del Occidente”, siendo el occidente el Más Allá. 
Según Plutarco, Osiris era hijo de Nut y Geb; cuando Ra se enteró de que estaba embarazada, le dijo a Nut que ningún mes ni ningún año se vería separada de él; mediante una estratagema, Thot jugó con Selene (la Luna) y le ganó la séptima parte de luz de cada día del año, y así Osiris nació en esos 5 días, que no pertenecían a ningún mes ni año y que son los días epagómenos; cuenta también que en el momento de su nacimiento se oyó una voz proclamando que el dios de la creación había nacido. Llegó a ser Rey mítico de Egipto y fue el que enseñó la civilización por medio de la amabilidad y la persuasión; enseñó a los hombres agricultura, estableció un código de leyes e hizo que los hombres adoraran a los dioses; una vez civilizada la tierra, marchó a otros países para seguir con sus enseñanzas, dejando a Isis como regente. 

El mito más conocido: A su vuelta, Seth y sus 72 compañeros hicieron que Osiris se encerrara en un arca con su forma, que cerraron inmediatamente; lo echaron al Nilo, en un lugar cercano a Abydos llamado Nedyt, que lo llevó hacia sus bocas tanaíticas, hasta Byblos. Isis fue a buscarlo y lo trajo de vuelta, pero Seth lo encontró y lo cortó en pedazos, que esparció por todo Egipto. Tras recomponer su cuerpo, Isis concibió con él a su hijo Horus, quien vengó su muerte gobernando Egipto y desterrando a Seth al desierto. Osiris no pudo volver a la Tierra y por eso permanece como dios del mundo inferior. Al ser Horus identificado con el Faraón vivo, éste, cuando muere, se convierte en Osiris, bajo cuya forma era adorado. Su sucesor, adoptando el título de Hijo de Horus, celebraba y dirigía los actos funerarios de este “nuevo Osiris”. En el Reino Medio, todo muerto se transfiguraba en Osiris, ya que era un símbolo de inmortalidad. La inmortalidad de Osiris fue atribuida en parte al arte de embalsamamiento llevado a cabo por Anubis, en parte a Isis que le dio el aliento de vida por medio de sus alas, y en parte a Horus que abrazó a su padre y le dio a comer el ojo de Horus.

Su morada celeste era Orión. Representaba al viento del Norte. Es el dios que preside el Tribunal del juicio del alma y emite el veredicto; esta posición la tuvo por haber muerto como hombre y resucitado como inmortal gracias a las poderosas palabras de Thot, y su cuerpo nunca se putrificó; fue la primera momia y bajo la forma de aj viajó por el Más Allá, de donde fue Rey y juez de los muertos. En época tardía la tumba de Osiris se ubicó en la isla de Biggeh, lugar sagrado llamado por los griegos el Abatón al que sólo los iniciados tenían acceso. La idea de que la inmortalidad sería obtenida siguiendo a Osiris fue transformada, en tiempos helenísticos, en los misterios osiriacos. Como dios de los muertos, se representaba con el cuerpo en forma de momia y con un sudario y llevando el cayado (heqat) y el azote (mayal) y un collar menat; lleva la corona atef . Como dios agrario, tiene la piel de color verde, que representa el color de la vegetación y la regeneración; en tumbas del Reino Nuevo se han encontrado unos moldes con figura de Osiris, “Osiris vegetantes”, que se llenaban de semillas las cuales, al germinar, indicaban el renacimiento del difunto en el Otro Mundo. También se le representaba con el rostro de color negro o verde, como el de la tierra negra. . Los griegos lo identificaron con Dioniso.


Libro elegido: Veinte, de Manel Loureiro.


Llevo poco leído de este libro (unas 100 o 200 páginas), pero creo que encaja a la perfección con Osiris: un mundo que renace de sus cenizas, pero que no termina de germinar. Una distopía que intenta demostrar cómo una catástrofe, tan grande como que corten en pedazos al dios supremo de la fertilidad, puede acarrear consecuencias fatales para la humanidad.


¿Lo habéis leído? ¿Sabíais el mito de Osiris? ¿Y todo lo que ocurrió antes de que Seth se vengara?
¡Comentad lo que os apetezca sobre el tema!

2 comentarios:

  1. Holaaa
    Adoro la mitología y si es Egipcia mejor. Soy una enamorada de Egipto <3
    El libro de Veinte lo tengo pendiente.
    Un besto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Sandry!
      Te lo recomiendo encarecidamente y me alegro mucho de que te guste esta sección :D
      ¡Mil gracias por tu comentario!

      Eliminar

Sé libre de comentar lo que te apetezca. Solo hay una regla: respeto mutuo ;)

Adbox