Dioses y Libros: Hel/Hela

Tras la última película de Thor la gente ha ido conociendo una faceta de este personaje, pero... ¿sabías que en realidad Hel no es la hermana del dios del trueno?

Fuente: creo que la firma son las runas, pero no estoy segura
Hel y su historia

[Fuente: monografias.com]:

Hel, diosa de la muerte, era hija de Loki, dios del mal, y de la giganta Angurboda, la portadora del infortunio. Ella vino al mundo dentro de una oscura cueva en Jotunheim, junto a la serpiente Iormungandr y el terrible lobo Fenrir, siendo tal trío considerado como los símbolos del dolor, el pecado y la muerte.
A su debido tiempo se dio cuenta Odín de la terrible progenie que Loki estaba cuidando y decidió desterrarles de la faz de la tierra. La serpiente Iormungandr fue arrojada al mar, donde sus retorcimientos causaban las más terribles tempestades; el lobo Fenrir fue atado con cadenas, gracias al intrépido y valiente Tyr, y Hel, la diosa de la muerte, fue arrojada a las profundidades de Niflheim, donde Odín le concedió el poder sobre los nueve mundos.

El Reino de Hel en Niflheim: A este reino, que supuestamente estaba situado bajo la tierra, sólo se podía entrar tras un penoso viaje a través de los más accidentados caminos en las frías y oscuras regiones del extremo Norte. La puerta de entrada estaba tan lejos de todas las moradas humanas que incluso Hermod el veloz, montado sobre Sleipnir, tenía que viajar durante nueve largas noches antes de alcanzar el río Gjoll. Éste constituía el límite de Niflheim, sobre el cual se erigía un puente de cristal enarcado con oro y sostenido sobre un solo cabello, y velado constantemente por el horrible esqueleto Modgud, que hacía que todos los espíritus pagaran un peaje de sangre antes de que se les permitiera el paso.
Los espíritus cabalgaban o surcaban el puente, generalmente sobre los caballos o las carretas en las que se había quemado la pira funeraria con los muertos, y las razas nórdicas eran muy cuidadosas a la hora de calzar los pies de los fallecidos con un par de zapatos especialmente resistentes, llamados "zapatos de Hel", para que no tuvieran que sufrir en el largo viaje a través de caminos accidentados.
Poco después de traspasar el puente Gjallar, los espíritus llegaban hasta "El Bosque de Acero", donde no había nada excepto árboles desnudos con hojas de acero. Tras dejarlo atrás, llegaban a las puertas de Hel, al lado de las cuales el feroz perro manchado de sangre, Garm, estaba en guardia, refugiado en un oscuro agujero conocido como la cueva Gnipa. La cólera de este monstruo sólo podía ser apaciguada con la ofrenda de un "pastel de Hel", lo cual nunca fallaba a aquellos que en alguna ocasión le han dado pan a los hambrientos.
Dentro de la puerta, entre el intenso frío y la oscuridad impenetrable, se oía hervir la gran caldera Hvergelmir y el rodar de los glaciares en el Elivagar y otros ríos de Hel, entre los cuales se encontraba el Leipter, sobre el que se hacían solemnes juramentos, y el Slid, en cuyas turbias aguas rodaban continuamente espadas desenvainadas.
Adentrándose en este horrible lugar, se encontraba Elvidner (miseria), el palacio de la diosa Hel, cuyo plato era el Hambre. Su cuchillo era la Avaricia. Holgazanería era el nombre de su hombre. Indolencia el de su doncella, Ruina el de su umbral. Pesar el de su cama y Conflagración el de sus cortinas. 
Esta diosa tenía muchas moradas diferentes para los invitados que venían a visitarla a diario, ya que ella recibía no sólo a los pérjuros y criminales de todas clases, sino también a aquellos que eran tan desgraciados como para morir sin derramar sangre. A su reino iban a parar también aquellos que morían de vejez o enfermedad, una forma de morir que era denominada "muerte de paja", ya que los lechos estaban construidos generalmente con ese material.

Libro elegido: Aristón, personaje de El asesinato de Sócrates, de Marcos Chicot.


He decidido escoger un personaje concreto porque creo que no hay ser que encarne mejor el concepto de maldad y muerte que este. Aristón hace que te replantees hasta dónde es capaz de llegar un ser humano con tal de salirse con la suya, sin importarle a quién deba pisar para llegar hasta donde está. Hel y él se habrían llevado muy mal, pero su lucha habría sido épica.

2 comentarios:

  1. Hola preciosa!!!
    Me encanta tu entrada, de los tres ,creo que son tres, hijos de Loki ,esta es mi preferida.Sin duda una gran villana que da mucho juego y guerra .
    Gracias preciosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Aure!
      Me alegro mucho de que te guste. Por ahora, para mí también es mi preferida, porque los otros dos están más en un segundo plano. Es genial esta semidiosa.
      ¡Mil gracias por comentar!

      Eliminar

Sé libre de comentar lo que te apetezca. Solo hay una regla: respeto mutuo ;)

Adbox