Cuatro cuentos de terror y un relato abominable

DATOS DEL LIBRO 

Título: Cuatro cuentos de terror y un relato abominable 

Autor: M. J. Zamora 

Editorial: SM Gran angular 

ISBN: 9788491073321 

Año de publicación: 2018 

Género: Relatos - Terror 

Número de páginas: 140 

Sinopsis: El terror existe. Y está aquí. ¿Serás capaz de soportarlo? 
Un estudio de televisión con visitas alienígenas, una sesión de hipnotismo con terribles consecuencias, una pesadilla hecha realidad, zombis modernos, acampadas fantasmales… Y en medio de todo eso, tú, yo… cualquiera en cualquier momento. ¿O crees que estas cosas solo suceden en los libros? 

Imagen de la portada: 

PUNTUACIÓN 






RESEÑA 

Antes de comenzar con la reseña quiero agradecer a SM el envío de este ejemplar que he disfrutado mucho más de lo que esperaba y de lo que parece a simple vista. También me gustaría destacar algo que suele pasar desapercibido para mucha gente: existen los libros de relatos. Con esto quiero remitirme, sobre todo, a esa gente que dice que no es capaz de leer porque se les hacen eternos los libros o porque no tienen tiempo. No hay excusas hoy día cuando existen miles de libros como este que recopilan relatos de diferentes tipos de géneros. Yo ya he leído de romántica, de erótica, de fantasía épica, de ciencia ficción y de terror, pero me consta que también existen de fantasía más liviana que la épica, así como de histórica o juveniles. Este tipo de lecturas no se hacen pesadas, pues los relatos suelen tener entre cinco y veinte páginas, no sobrepasando en la mayoría de los casos las veinte. Por muy lento que leas, podrás zambullirte en un relato y dejarlo por días, semanas o meses sin que se resienta la lectura, pues no suelen estar conectados y no siguen un hilo conductor, como ocurre con las novelas. Conclusión: no cansan, son pocas páginas, existen en todos los géneros y no suelen doler demasiado al bolsillo. 
Entrando en materia y concretando con este, he de decir que me ha sorprendido para bien. es una recopilación de varios relatos de terror que están muy bien construidos. La narración del autor es clara, con palabras simples y solo algunas un poco más rebuscadas que no impiden para nada su comprensión en el contexto. Tenemos un estilo sencillo en el que Zamora ha incluido múltiples técnicas para dar dinamismo, como el mezclar conversaciones de teléfono o chats con documentación o escenas en sí del relato. Los personajes también tienen un fondo muy bueno, pues todos son diferentes y puedes identificarte con alguno seguro precisamente por esto. Todos actúan de forma diferente según la situación y las descripciones están muy logradas, metiéndote de lleno en la historia. 
Enganchar engancha, porque yo no he podido dejar de leerlo desde que comencé el primer relato. Tardas muy poco en meterte dentro de la historia y los finales en la mayoría de los casos son sorprendentes e, incluso, algo divertidos. Puede que este sea el único punto negativo que ha hecho que no tenga la máxima puntuación: no da miedo. De los cinco relatos (bueno, cuatro cuentos y un relato) solo me ha dado mal rollo uno de ellos. Los demás, posiblemente porque estoy muy acostumbrada a este tipo de monstruos y porque hoy día es complicado que te den miedo las mismas cosas que hace cincuenta años, no he tenido la suerte de sentir el gusanillo en todo momento. Ahora sí, me parece exquisito que el autor haya sido fiel a las formas de los monstruos clásicos. No quiero dar demasiados detalles para no hacer spoiler, pero los vampiros son Dráculas, los zombis son muertos vivientes caníbales y os alienígenas no vienen a hacerse tus amigos. Son, como su propio nombre indica, monstruos, y creo que esto es muy necesario para que las nuevas generaciones sepan la realidad de la que viene el mito, la forma real de la que salieron todos los seres que ahora los tienen fascinados. 
La edición está muy bien. La portada me encanta, sobre todo el detalle de resaltar sobre el fondo mate los ojos del monstruo en toque brillante, y que los nombres de los capítulos estén en una página en blanco, centrados a la derecha, solitarios, creo que llega a ser un recurso perfecto para este tipo de casos por la tensión que crea. A mí, al menos, me la crea bastante. Que ese es el otro punto bueno de este libro y de la forma de narrar del autor: la tensión que te produce la rapidez en ciertas zonas de la narración. Me encanta que eso pueda pasar y ha sido uno de los factores clave, junto al haberlo leído de noche y en silencio, de que el relato que me ha dado mal rollo lo haya hecho. 
El caso es que soy de la idea fija de que el miedo es algo muy subjetivo. A mí pueden darme miedo algunas cosas que a ti, por el contrario, no. También depende de cómo te encuentres ese día, del ambiente en el que leas y de tu concentración en el momento. Este tipo de cosas son claves y puede que yo hubiera tenido más miedo de haberlo leído entero de noche, cosa que no ha ocurrido por circunstancias de la vida. 
En definitiva, es una lectura que recomiendo encarecidamente para verano, aunque puede que se disfrute mejor en casa, de noche, que en el bullicio de la playa y con el ardiente son pegándote en la espalda. Todo depende de gustos. Pero merecer, merece la pena. 


Lo mejor de la novela: La agilidad en la narración y la capacidad del autor para imaginar ciertos escenarios muy conseguidos. 

Lo peor de la novela: Podría dar más miedo, sobre todo el último capítulo, aunque creo que el autor lo ha hecho así precisamente para que ese en concreto no te asuste, sino que te haga reír para quitarte el mal sabor de boca de los otros finales.

4 comentarios:

  1. Comparto lo que dices, el miedo es subjetivo. Soy muy dura para que un libro, texto o película me cause esa sensación, y tal vez habrá que tomarse este libro no como uno de terror sino para pasar un buen rato y salir de posibles bloqueos lectores. Por lo demás, los libros de relatos o cuentos cortos me encantan, se pueden ir leyendo poco a poco, y siempre hay algo nuevo; y si contienen zombies, aliens y vampiros, mucho mejor.

    ¡Gracias por la reseña!

    Saludos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exactamente, es más para poder pasar un rato muy agradable y es una lectura de la que se pueden sacar muchas conclusiones. El autor ha hecho muy buen trabajo.
      Gracias a ti por comentar :D

      Eliminar
  2. ¡Hola, hola!

    Siento que es una lectura ideal para pasar el rato y a la vez te llevas una ligera sensación de miedo. No estaría mal darle una oportunidad ღ Intentaré investigar más de él para ver si logro animarme de lleno.

    Gracias por el post,
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Si quieres probar te animo a ello porque además no está demasiado caro y puedes mirar a ver si está en digital que será más barato.
      Si lo lees a oscuras y en silencio puede que te de cierta cosilla, eso sí.
      Gracias a ti por comentar :D

      Eliminar

Sé libre de comentar lo que te apetezca. Solo hay una regla: respeto mutuo ;)

Adbox