Todo lo que no debes hacer cuando seas invisible

DATOS DEL LIBRO

Título: Todo lo que no debes hacer cuando seas invisible

Título original:What Not to Do If You Turn Invisible

Autor: Ross Welford

Traductor: Máximo Sáez Escribano

Editorial: Edelvives

ISBN: 978-84-140-0977-2

Año de publicación: 2018
Género: Infantil / Juvenil

Número de páginas: 383


Sinopsis: Ethel Leatherhead, una chica de trece años, tiene un serio problema de acné. Para solucionarlo, visita al dermatólogo, bebe té de ortiga, recurre a la homeopatía y prueba dietas extremas. Por fin da con un remedio, pero resulta peor que la enfermedad: la hace invisible. Como si fuera poco, aparece el padre que no creía tener y empieza a poner en duda hasta sus orígenes. ¿Cómo puede saber Ethel quién es realmente si ni siquiera puede verse?

Imagen de la portada: 

PUNTUACIÓN




RESEÑA 
Posiblemente esta sea la última reseña del año y no podía ser mejor. Antes de empezar, debo dar las gracias a Edelvives por proporcionarme un ejemplar de la segunda novela que se publica en esta línea, ambas de Ross Welford. Seguro que estáis pensando que la portada os suena y no os confundía, tenéis la reseña de su predecesora, que no su primera parte, en ESTE ENLACE. Viaje en el tiempo con un hámster me encantó y el autor demostró tener una habilidad innata para hacerte creer que su libro de verdad ha sido escrito por un pre-adolescente. Este no iba a ser menos.
La historia de Ethel comienza siendo bastante normal: una chica con acné que se compra potingues para quitárselos, porque es del severo, pero nada funciona. Entra en una máquina de rayos uva y... ¡puf! ¡Adios, granos! El problema es que no son solo los forúnculos lo que desaparece, sino que lo hace todo su cuerpo al completo. Aterrada y sin saber qué hacer, busca mil y un medios para que alguien la ayude y así se va desarrollando poco a poco una historia trepidante que te mantendrá en vilo de principio a fin.
Lo primero que me gustaría comentar es la edición. Al igual que en el primero, me fascina toda ella. El azúl es mi color favorito y el amarillo el segundo, así que imaginad mi sorpresa cuando ví que este era de ese mismo. Adoro que el color de la tipografía vaya cambiando y que le coloquen diferentes marcos, así como la preciosa ilustración (que no sé de quién es porque solo aparece el nombre del departamento de Harper Collins). Creo que el faro, la chica y el perro definen a la perfección el libro entero. Es preciosa, sin duda alguna. Los inicios de capítulo son simples, pero con su tipo de letra identificativa, exactos a los del hámster. Está claro que son de una misma colección y eso me encanta.
La trama es estupenda, ya que la veo ideal para comenzar a adentrarse en la novela negra desde una edad temprana. Mi recomendación para este aspecto en concreto es que lo lean chicos de entre doce y catorce años, pero estoy segura de que lo puedes disfrutar a cualquier edad. Ethel tiene unas reflexiones muy interesantes y Boyd tres cuartos de lo mismo, ideales para aprender cosas simples y complejas de la vida.
El ritmo que tiene la historia es bastante rápido, no sueles tener momentos de parón en ningún momento y el autor ha sabido explicarte el pasado y las características de varios personajes sin que te aburra para nada. Los capítulos son cortos en su mayoría y hay muchos de ellos en negrita, ya que son listados o cosas importantes que se quieren resaltar, pero sin dejar de lado la historia. Los mensajes de texto también están en negrita, lo que ayuda a diferenciarlos, y creo que todo ello le da un dinamismo estupendo a la obra. Además, en esta historia no todo es lo que parece.
Si estás curtido en las novelas de misterio no te costará adivinar el final casi al inicio de la historia, pero eso no quita que te siga enganchando. Yo lo he leído en apenas un día (he tenido una noche de por medio, pero vaya... menos de veinticuatro horas me ha durado) y me costaba parar para las necesidades básicas. Hacía mucho que no me ocurría eso con una novela. La narración del autor es muy fluida y, como ya he comentado, parece de verdad que son los escritos de una niña de doce años. El único detalle por el que se nota que no, es el hecho de que la ortografía, gramática y estilo son impecables. Me ha gustado mucho el detalle.
Los personajes tienen unos fondos bastante buenos. Es la típica novela en la que si solo te pusieran los diálogos sabrías a la perfección quién está hablando. Mi favorito, sin duda, es Boyd. Ese chico tiene un carácter fuerte y marcado, a pesar de sus inseguridades. Además, se aprovecha para hablar un poco del bullying y de lo importante que es para estas edades saber quién eres, encontrar tu sitio y ser consciente de si de verdad merece tanto la pena ser como los demás quieren que seas. Gram es otro de los personajes importantes junto a los antagonistas, esos gemelos malvados que puede que no lo sean tanto. Y no nos olvidemos de Ethel, la protagonista. La chica es de las pocas protagonistas que he visto que tiene dos dedos de frente y hace lo que cualquier persona normal haría en su situación. Bueno... casi todo. Puede que se le vaya la pinza alguna que otra vez, pero justo como a cualquiera. Puedes reflejarte en ella sin muchos problemas y es muy fuerte. Me gusta que en la literatura juvenil haya personajes así y les enseñen a los niños que debes ser independiente, pero si necesitas ayuda, debes pedirla.
En definitiva, es una historia estupenda que contiene reflexiones importantes además de una serie de misterios que te mantendrán pegado a sus páginas hasta el final. Muy recomendada.


Lo mejor de la novela: La narración del autor.

Lo peor de la novela: Puede que la veas muy predecible, pero se solventa con el carisma de los personajes.

2 comentarios:

  1. Hola gracias por la recomendación la historia suena muy entretenida, pero no logra convencerme hacia que lo dejare pasar. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya,qué pena porque es estupenda. Ojalá le des alguna vez una oportunidad :)
      Muchas gracias por comentar.

      Eliminar

Sé libre de comentar lo que te apetezca. Solo hay una regla: respeto mutuo ;)

Adbox